sábado, 27 de junio de 2009

"Coltan" (Alberto Vázquez-Figueroa)

Fueron los Reyes Magos (en forma de Johanna) quienes me trajeron este libro, que dejé unos meses en depósito hasta que lo pillé con gusto hace poco y me lo leí con placer en el bus: “Coltan”, del señor Vázquez-Figueroa, la primera persona a la que yo oí hablar del dichoso mineral causante de las guerras de la República Democrática del Congo y alrededores, y que ahora ya está en boca de todo el mundo...

De sobra es sabido que últimamente no leo demasiadas novelas, precisamente porque el ensayo es mucho más útil para mi propio trabajo (y muchas veces también más entretenido para mí... así soy yo de raro), pero de vez en cuando no le hago ascos a una, y menos si me enseña cosas que yo desconocía. Poco tengo que decir del estilo literario y de las cosas que cuenta el sr. Vázquez-Figueroa (de quien creo no haber leído nada más), pero diré que esta historietilla de espías no está mal del todo, y más teniendo en cuenta el hecho de que aún en los tiempos que corren (donde no es como antes, que la información llegaba sesgada y con cuentagotas), habla de cosas tan desconocidas (insisto que de un tiempo a esta parte sí se sabe más del asunto). Como entretenimiento interesantillo, no está mal, no señor...

1 comentario:

Antonia's Land dijo...

De Vázquez Figueroa he leído dos novelas. Son ideales para "poner el cerebro en encefalograma plano". "Tuareg", sobre eso, los tuaregs; y "Ébano (Ashanti)" sobre el tráfico de mujeres. De ambos títulos se han realizado versiones cinematográficas. La primera con Mark Harmon y la segunda con Michael Caine. Lo dicho, entretenidas.